Leer en caso de emergencia: nueva composición

13483098_10208912387503475_8775955530364414805_oIl faut que vous sachiez ce que vous voulez de la partition. Si vous ne savez qu’est-ce que vous voulez, vous ne pouvez pas communiquer aux autres. Pierre Boulez

Nuevo reto. ¿Aterrador? un poco. Comenzar una nueva pieza siempre es algo agridulce para mi. Bueno, según lo que he leído no soy al único que le pasa (gracias a Dios). Este post es como esas cajas pegadas a la pared que leen “romper en caso de emergencia”. Asimismo, cada vez que entre en pánico por alguna nueva composición puedo volver al post y recuperar un poco “el camino” (¿Hay uno en específico?).

Abrir mi cuaderno o crear una nueva sesión de Finale y ver el pentagrama vacío es abrumador. Tener tantas posibilidades para crear siempre emociona pero también asusta un poco; sobretodo cuando las piezas suelen ser tan libres como me sucede en este momento. Tengo 10 mil ideas: textos escogidos para musicalizar, conceptos, posibles ensambles, competencias en las que quiero participar, piezas que quiero hacer. Sin embargo, no se por dónde comenzar o tan siquiera cómo.

Por ello, luego de terminar una materia en la universidad donde pude componer 2 nuevas obras: 3 salmos al exilio y Nocturno; y luego de escribir 7 seconds of love, me dediqué a investigar mucho ya que no sabía cómo manejar la situación. La pregunta del millón: What’s next?

Antes de decidir hacer cualquier proyecto, evalué las posibilidades:

¿Qué quiero hacer? ¿Por qué? ¿De qué forma quiero hacerlo? ¿Para quién quiero escribirlo? ¿Cuál es mi prioridad? (hard question).

Luego de ver todas mis ideas pude decidir comenzar un proyecto. Sin embargo, para aumentar mi frustración, me di cuenta inmediatamente de que estaba escribiendo algo un poco mecánico, como si estuviera escribiendo la nota que cayera. Aunque, as weird as it sounds, esto a veces ayuda, este no era el caso. Eso me hizo sentarme a analizar de nuevo el texto, la idea y reestructurar cómo escribirla.

Ya salí un poco de eso que muchos llaman bloqueo. Por supuesto, muchos factores ajenos a la composición me han afectado (ciertos cortes de luz, por mencionar alguno), pero yo diría más bien que no había entendido bien lo que quería de la composición, no había escuchado claramente lo que estaba en mi cabeza. Por ello quiero hacer una pequeña lista de cosas que son de gran ayuda en estos momentos de sequía creativa.

  • Analizar el concepto. Si ya lo hice, hacerlo de nuevo.
  • Buscar nuevos puntos de vista.
  • Leer libros, blogs.
  • Ver videos.
  • Escuchar música. Buscar nuevos compositores.
  • Grabar el análisis de la idea, la discusión interna.
  • Grabar melodías, ideas de dinámicas, estructura de la pieza.
  • Dibujar la estructura, los motivos, los posibles escenarios musicales que se presentan dentro de la pieza.
  • Imaginar.
  • Alejarme de la pieza un rato. Hacer otro proyecto, otro concepto para distraerme un poco.

Cada uno de ellos los explicaré un poco más en mi siguiente post, mientras tanto pueden probar a ver cuál les funciona. Si tienen alguno nuevo ¡avísenme para probarlo también!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s