¿Componer todos los días?

IMG_6422“Escribe para tus amigos.” Maestra Beatriz Corona

No todos los días compongo. De hecho, a veces paso días sin componer. Esto siempre me hace pensar en cómo organizarme, pero ¿Es necesario escribir música todos los días? En este post explico un poco el por qué hacerlo o no, cómo hacerlo (o cómo yo lo hago, cosa que espero que esté bien) y qué resultados da.

Muchos compositores afirman que esta es la mejor forma para entrenar y descifrar esa voz única que cada uno tiene como compositor o que debe tener. Sí, seguro la tenemos… sí, estoy seguro de tenerla… espero tenerla jaja… ¿La tengo? Por supuesto que no quiero lograr una obra diaria, pero si me encataría poder escribir unos compases al día, junto al piano, papel y lápiz. Sencillo, pero ¿Por qué hacerlo?

Según mi experiencia, he podido constatar que el sentarse a componer es una disciplina de completa aleatoriedad. ¡Ojo! (atención) No estoy diciendo que no pongamos ni un poco de pensamiento en lo que hacemos pero, de cierta forma, todos esos conocimientos en orquestación, contrapunto, armonía, etc. sirven a un momento de completa entrega y, espero, de sinceridad. ¿Tal vez la cosa va por una intuición calculada? Aquí les pongo por qué lo llamo así:

  1. Cuando comienzo una pieza, y veo la hoja vacía, siento como si no supiera nada de nuevo. Solfeo 101 again.
  2. Mientras trato de descifrar cómo será la pieza veo miles de opciones, miles de ideas; pero al final hay una que siempre se siente como la correcta.
  3. Cuando llevo un rato escribiendo, nada me gusta. Siento que es la peor composición que he hecho, pero continúo.
  4. Al terminar la pieza, no sé en qué momento llegue allí o cuando me empezó a gustar tanto, pero ¡está lista!

“If there’s a formula to writing music, I haven’t found it, and I hope I never do.” Annie Gosfield

Como ya lo mencioné arriba, no escribo todos los días. De hecho, últimamente se me ha complicado un poco más (gracias, tesis). Pero siempre trato de hacer algo que tenga que ver con composición. Esto me ayuda a moldear de forma integral los proyectos y conocimientos para luego enfrentar el acto como tal de reflexionar qué nota seguirá (frustrante jaja). Entre estas actividades que no incluyen específicamente sentarme a escribir una nota están:

  • Escuchar mucha música diferente, nueva (o al menos nueva para mí)
  • Analizar partituras de otros compositores,
  • Escribir proyectos, ideas no musicales,
  • Crear documentos donde analizo textos o conceptos,
  • Investigar temas en internet, leer libros (casi todos de poesía),
  • Enviar e-mails a ensambles y orquestas, solistas etc.
  • Aplicar a competencias para poder llevar a cabo la lista de composiciones que ya tengo, etc.

Hacer todo esto me ha traído grandes resultados, tanto directamente en mis composiciones como en mi carrera. No he logrado exactamente muchos performances pero eso está en camino, lo sé.

Como mencioné en mi facebook, me encuentro muy emocionado porque nos visitó en Maracaibo mi maestra: Beatriz Corona, quien me ayudó a creer en mí como compositor luego de dirigir, como nadie lo ha hecho, mi Kyrie (2013) en el Festival Un Canto en Pascua. Pudimos disfrutar del estreno de su opereta “Los Zapaticos de Rosa” llena de una musicalidad tan ella, tan sincera; pasear por la ciudad mientras le enseñaba mis composiciones y hablar de todo sin parar. Estoy recargado para los proyectos que vienen.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s