Mil y un peros para componer

10382742_10204065887864013_7048106159602524271_n

“Yes, I use pencil and paper for sketching quite a bit.  I find that the exploration of motives, themes, harmonies, and ideas about shape and form, has to happen away from the computer. ” – Stephen Barr.

Nos encanta soñar que podemos hacer todo pero somos en realidad un mar de excusas que no se seca nunca. ¿Estamos en realidad tan ocupados como para no poder proponernos a hacer algo que nos encanta, on a daily basis? Aquí resumo mis excusas para no escribir y cómo las enfrento. :)

Estoy emocionado, tengo la idea en la punta de la lengua, me siento en la computadora a componer, como es una costumbre hoy día y, en vez de lograr las metas que me propuse para la sesión de composición, termino frustrado, queriendo quemar la computadora y quejándome de cuanto programa existe. El internet está lento, el programa está congelado, el controlador MIDI no suena, las librerías no se cargan, o cualquier otro bug que llegue a quitarme la paciencia (que de por sí es poca). Cuando ya llevo media hora resolviendo estos problemas, mis ganas de escribir cualquier cosa se han ido. ¿Un poco frustrante no?

Solución: tratar de trabajar siempre con un set-up predeterminado, sencillo, sin muchas trabas o posibles problemas. Preparar las herramientas de trabajo previamente y utilizar plantillas, o como siempre es bueno y una solución bastante directa: papel, borrador y lápiz.

Tengo la idea perfecta para continuar mi nuevo ciclo de canciones, pero no estoy en mi estudio o mi cuarto (donde suelo componer) o no tengo Finale abierto, viendo el compás exacto donde está el problema.

Solución: si bien es bueno tener un lugar donde trabajar y estar organizado, no veo el por qué limitar mi creatividad a uno o dos espacios. Siempre cargo conmigo papel y lápiz y escribo las notas, los párrafos que necesiten explicar la idea o agarro mi celular y me grabo hablando y cantando (muy feo como para mostrarlo pero sin duda ayuda muchísimo). Eso me recuerda a una vez que estuve escribiendo ideas en el camino a Mérida, en un díptico que nos dieron (la foto que está arriba).

Tengo rato escribiendo y empecé muy bien, pero ya estoy dando vueltas y no sale nada más o simplemente no me senté a escribir porque no me sentía inspirado.

Solución: particularmente me he dado cuenta de que la inspiración es algo extraño que no se cómo funciona pero mejor que me encuentre escribiendo. Así que, desde hace unos meses para acá, decidí no usar esta excusa más. Por otra parte, cuando no me sale más nada que considere algo coherente simplemente puedo intentar unos 10 o 15 minutos más y si no, me paro y voy a hacer otra cosa.

Entre otras excusas puedo resumir las más populares como “estoy muy ocupado”, “estoy muy cansado” o “prefiero ver televisión”. Sin embargo, creo que si de verdad queremos hacerlo, debemos darnos ese empujón que necesitamos para escribir porque luego de seguro lo agradeceremos profundamente. También está el típico “aún hay tiempo”, que es otro tema para un solo post.

Son muchas pero todo tiene solución si de verdad lo queremos solucionar. Por cierto, no gané el concurso que les dije (buu) pero: ¡Náufragos de Luz está lista! y de eso hablaré en mi próxima entrada (siempre prometo que hablaré de algo jaja) junto con algunas cosas de la ópera.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s