Los instrumentistas también tienen voces

barbara2-01

“It’s just that, when the orchestra looks at me, I want them to see a completely involved person who reflects what we rehearsed, and whose function is to make it possible for them to do it.” – James Levine.

Estamos acostumbrados al hecho de que la orquesta que es una gran masa envolvente de sonidos producidos por los instrumentos. El primer plano, la melodía que prevalece; el segundo plano, el material armónico que sostiene el discurso. Sin embargo, olvidamos que son personas las que tocan estos instrumentos.

Me gusta escuchar mucha música, es interesante descubrir discursos nuevos y conocer nuevos compositores (como ya se los mencioné en mi post anterior). Cuando escucho un trabajo de música contemporánea intento expandir mis límites, las barreras para la creación hoy día ya no existen per se, los compositores están poniendo su vida en cada nota  y entender eso que está sucediendo musicalmente, aprovechando todos los recursos posibles es increíble.

Por eso el titulo de este post, los instrumentistas también tienen voces. Podría llamarse los instrumentistas también tienen pies, manos y hasta caminan, y es que esto son recursos que no muchos están acostumbrados a ver en la interpretación de obras por parte de la orquesta, sino por parte del cantante. Pero, ¿Y si esto ayudara de alguna forma a enriquecer el mensaje del compositor? En Un Cuento de Luces y Sombras me gusta aprovechar este recurso y como no escribí esta vez para coro, mi opereta utiliza las diferentes secciones de la orquesta para imitar ese bosque encantado, la frontera donde Zara y Adrik se encuentran cada tarde.

Tal vez para muchos ejecutantes la idea de cantar, susurrar algo o hacer palmadas sea algo ridículo y hasta para reírse, pero eso pasa cuando no ven más allá. El performance de una obra requiere tanto trabajo que el mínimo desliz puede crear un caos (que de por si el caos tal vez sea la intención original de la obra jeje).

Como compositores tenemos una partitura vacía y un lápiz, finale, un piano, una voz; y es nuestro trabajo imaginarnos como plasmar ese discurso de la manera que lo diríamos solo a través del lenguaje que conocemos, la música. Tenemos también opciones, ¿Escribimos un intervalo de 5ta o una 2da menor? ¿Le escribo esta línea al clarinete o será que prefiero al oboe? Al darle a cada familia de la orquesta la opción extra de hacer algo con su cuerpo y su voz más allá de su instrumento los invitamos a experimentar la música de otra forma, una forma interesante.

Sin duda existen muchos trabajos de este tipo, pero está rodando por las redes sociales un video en particular que me encanta. Se trata de la LSO (London Symphony Orchestra) dirigida por Sir Simón Rattle acompañados de la soprano Barbara Hannigan. La obra es Mystères du Macabre, parte de la única ópera compuesta por el compositor György Ligeti.

 

Advertisements

1 thought on “Los instrumentistas también tienen voces”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s